MUSICOTERAPIA


Existen diversos modelos que abordan esta terapia (conductista, psicoanalista, Benenzon, Nordoff-Robins, etc.). Yo en particular utilizo el "modelo Benenzon", con el cual trato a pacientes con capacidades diferentes.


Es una psicoterapia que utiliza el sonido, la música y los recursos corpóreos – sonoro - no verbales, para establecer una relación entre el musicoterapeuta y el otro o los otros a los fines de mejorar la calidad de vida y/ o recuperar, rehabilitar e integrar el ser humano para la comunidad.

La musicoterapia se nutre de músicos, docentes y profesionales de la salud. Cada uno aporta su visión desde el lugar que ocupa pero los médicos, además, siempre tendremos una mirada terapeutica.

Una de las diferencias entre SONOTERAPIA y MUSICOTERAPIA está en la forma de abordar la terapia. Mientras en la primera el paciente trabaja solo, en la segunda se requiere la presencia del musicoterapeuta y co-terapeuta, pudiendo trabajar solo el musicoterapeuta.

En el modelo Benenzon utilizamos la música y sus componentes: el sonido, el silencio y el movimiento, como elementos que nos ayudan a lograr un objetivo terapéutico.

Dice Benenzon en el libro "La nueva musicoterapia": "Se considera que la actividad musical de por si no es terapéutica, sino que se convierte en tal cuando se desarrolla en el marco de un proceso musicoterapéutico con objetivos generales y específicos por lograr, o sea que surgen de la interacción terapéutica -paciente en un encuadre dispuesto a tal fin..."

 
Dra. Ana María Acosta
Telf: (598 2) 487 83 04
Montevideo - Uruguay